Renovacion del Archivo historico mas antiguo de Buenos Aires

La parroquia porteña conserva los documentos más antiguos de la ciudad"Un archivo representa el pasado. A la historia no hay que tenerla guardada. El pasado es fuente de inspiración para nuestra patria. Que nos dé valentía para asumir los momentos presentes y proyectarnos para que sean herencia. Bendice la memoria de nuestro pueblo y sálvalo de la tragedia del olvido de nuestras raíces." Con estas palabras, el arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Jorge Bergoglio, bendijo ayer las nuevas instalaciones del archivo histórico de la parroquia Nuestra Señora de La Merced.
El lugar atesora los datos más antiguos de la ciudad desde 1635. En él se conservan partidas de bautismo, de matrimonio y de defunción históricas. "Aquí se encuentran las raíces de nuestra ciudad, testigos de una ciudad arraigada en la fe -afirmó monseñor Eugenio Guasta, párroco de La Merced-. Es el archivo más antiguo de la ciudad, el que conserva toda nuestra herencia." En el acto estuvieron presentes el presidente de SALA NACION, Julio Saguier; el ex canciller Adalberto Rodríguez Giavarini; el ex presidente de la Academia Nacional de la Historia César García Belsunce; el arquitecto Eduardo Elliff; Nelly Arrieta de Blaquier, y las hermanas Mabel y María Castellano Fotheringham, entre otros. "Es documentación eclesiástica y jurídica porque el Registro Civil se creó en 1886 y hasta entonces estos documentos son la única constancia de la existencia de las personas y de sus vínculos", explicó a LA NACION la licenciada en Historia Susana Frías, a cargo del archivo, ubicado en Reconquista al 200.
Después de una recorrida por los estantes del archivo, Frías cerró con celo la puerta con clave de seguridad. El lugar se conserva a una temperatura de entre 18° y 20° y una humedad de entre el 45 y el 50 por ciento. "Este es el archivo más antiguo de la ciudad que se conserva y el párroco de La Merced es el más antiguo que se conserva hoy en día", bromeó Bergoglio.
Los documentos sufrieron distintas pérdidas: las que provocó el paso del tiempo y las que causaron los robos y los incendios de 1955. Frías señaló que la información hasta 1855 está dentro de una base de datos que puede consultarse. Las nuevas instalaciones del archivo harán posible que los historiadores se acerquen para bucear en estos documentos. Entre ellos, se guardan las partidas de matrimonio de José de San Martín y de Juan Martín de Pueyrredón; los bautismos de Juan José Pasó y Bernardino Rivadavia, y las constancias de fallecimiento de muchos próceres como Manuel Belgrano y Guillermo Brown.
Gentileza y Fuente: Prensa Museo Fernandez Blanco

Comentarios

Entradas populares de este blog

Va Jornadas de Estudios Patrísticos « Historia e Historiografía cristianas: Antigüedad, Medioevo, Modernidad Temprana » 1ra Circular / Convocatoria de Trabajos

In Memoriam Nora Gomez, 1954 -2016

« A 500 AÑOS DE LA REFORMA: EL PRESENTE DE UN PASADO » I Jornadas Interdisciplinarias sobre la Temprana Modernidad. Historia, Arte, Filosofía, Literatura. Buenos Aires, 30 y 31 de octubre de 2017.